LA ENCUADERNACIÓN COPTA ANTIGUA DE UN SOLO CUADERNILLO


Encuadernación de Nag Hammadi basada
en el Códice II
Códice II
Hace un tiempo hable en este blog sobre la encuadernación copta moderna, apuntando todas las posibilidades que nos ofrece esta estructura. Esta vez, voy a tratar sobre la encuadernación copta clásica ya que tenemos en la mente un tipo de encuadernación copta hoy en día que no es exactamente como fue en el pasado. Quien cose una encuadernación copta en la actualidad piensa en una estructura de varios cuadernillos cosidos con cadeneta, con las tapas cosidas (de madera) y sin recubrimiento en el lomo. Pues bien, no siempre fue así. Empezaré tratando de la estructura formada por un sólo cuadernillo y, en otra entrada, de las encuadernaciones de múltiples cuadernillos.


Exterior del códice II
Antes de nada, me gustaría explicar a qué nos referimos con copto. Los coptos son cristianos que viven en Egipto. Ambos datos son muy importantes para la historia del libro. Es importante que vivieran en Egipto porque los materiales con que se fabrica el libro (el papel, la madera, el pergamino...) se estropean muy fácilmente en Europa, que es una zona húmeda. Por eso, en Europa no existen ni rollos antiguos, ni encuadernaciones anteriores al siglo VII (el evangelio de San Cuthbert). Y es importante que fueran cristianos porque fue la religión que aceptó el formato códice con más entusiasmo.
 Por estos problemas de conservación del material, no han llegado hasta nosotros las primeras encuadernaciones en formato códice (es decir, el libro tomado ya como unas hojas dobladas y cosidas entre sí).Así que, la historia de la encuadernación, siempre será una historia llena de lagunas y zonas oscuras. Aquí vamos a ver los primeros pasos de la encuadernación en formato códice.
Algunos autores toman la encuadernación de un solo cuadernillo como el antecedente de la encuadernación de varios cuadernillos cosidos. No obstante, no hay suficientes ejemplos para sustentar esta teoría. Las primeras encuadernaciones que se conservan son del siglo III y tienen un solo cuadernillo, pero hay indicios de encuadernaciones con varios cuadernillos desde el siglo II (como veremos más adelante).
Primera fotografía de las encuadernaciones,
publicada por Doresse-Mina ["Noveaux textes"] 
A mediados del siglo XX se descubrieron los manuscritos de Nag Hammadi. Ya hemos hablado en otra entrada de cómo ocurrió este descubrimiento. De ellos, no todos los ejemplares han corrido la misma suerte.
Estructura de la encuadernación copta de
Nag Hammadi, por Szirmai [The archaeology,
p.8] 
Por ejemplo, el Codex X, que se descubrió con la cubierta intacta y que se describió de tal forma en la edición facsimilar (Facsimile Edition, imágenes 81-86), ha perdido su cubierta y casi la mitad de su interior (Emmel, "Final Report", 21].
Quien hace una réplica de las encuadernaciones coptas lo suele hacer siguiendo a Szirmai [The archaeology, pp. 7-8] (en la imagen su dibujo de la estructura), a su vez, basó su reconstrucción en los datos aportados por Facsimile Edition, y en otras publicaciones que anota en su libro. Últimamente, la persona que más ha investigado sobre esta encuadernación ha sido Julia Miller, que ha viajado hasta El Cairo para estudiar las encuadernaciones directamente. Puedes ver una reconstrucción del Códice II en el blog de El reino artesanal, con un "paso a paso" muy detallista.
Dos formas de coser el cuadernillo al lomo de la cubierta en los
códices de Nag Hammadi, descrito por Szirmai [The archaeology, p. 10]
A pesar de que la reconstrucción del códice II sea la que siempre vea, no todos los cuadernos de Nag Hammadi son iguales. Basándose en varias investigaciones, Szirmai [The archaeology, p. 10] explica las diferencias entre estas encuadernaciones. Por de pronto, comenta que algunos cuadernillos se cosen al exterior del lomo y otros solamente al refuerzo interior del lomo (luego pegado al lomo exterior). De esta forma, en este segundo estilo no se ve un cosido exterior (como en las reconstrucciones que se suelen hacer hoy en día). Szirmai divide las encuadernaciones en dos tipos:
Interior del códice V
Interior del códice VIII
- Tipo 1: (Códices IV, V y VIII) Tienen un revestimiento en papiro de una sola pieza, sin cosido exterior. Son más rígidos que los del otro tipo. La forma de cerrarse es con dos tiras de cuero a cabeza y a pie,y se anudan a través de la cubierta, por el interior. La piel es de color marrón oscuro o gris, se decora con líneas simples, y tienen unas medidas de entre 23 y 24 cm de alto. De ellos, sólo el códice V tiene solapa totalmente cerrada (es decir, además de las solapas a cabeza y a pie, tiene otra lateral). En la solapa del códice V se ven trozos de distintas pieles cosidas, por lo que no está construida con un solo trozo. Además, podemos observar cómo el papiro ocupa todo el interior (incluso en la zona del lomo) y existe un refuerzo para el cosido del cuadernillo en la zona central. En el caso del códice VIII, vemos que tiene el mismo interior, sólo que sin la solapa lateral. No he encontrado reconstrucciones de esta clase de estructura.
Códice VI abierto
- Tipo II: (Códices VI, IX, X y posiblemente el II): En este caso tienen un cierre de solapa de carterita (rectangular en todos los casos, excepto en II, que es triangular), sin revestimiento interior de papiro y con una tira de cuero entre la piel y los cuadernillos en la zona del lomo. El cosido se ata en la zona interior del cuadernillo y se ve por el exterior de la piel. Su cubierta tiene un color dorado y sin decoración (excepto el Codex II). Su papiro es más fino que el anterior tipo, sin ocupar la zona del lomo (por lo que son menos rígidos).
Interior del Códice IX

Exterior del Códice IX
Dentro de este tipo, el que mejor se conserva el el códice IX. Si observamos las imágenes de su portada, vemos que tiene un exterior en piel (de oveja y cabra), reforzada en el interior con papiro (el "cartonaje" con el que se formaba el interior de las tapas).

Interior y exterior del Códex VII
Estos tipos también tienen estructuras comunes unos con otros: así, los códices II, IV, IX y X conservan unos refuerzos de piel dentro del pliego central, en la zona donde están los nudos internos del cosido. De la misma manera, los códices II, V, VII y XI tienen una solapa triangular como cierre, mientras que los códices VI, IX y X la tienen rectangular. En la imagen vemos el interior y el exterior del códice VII, con la solapa triangular y la tira de cuero para sujetar el cierre, y con solapas en cabeza y pie para cerrar por completo todos los cortes del libro.
Digamos que, de forma clásica, se ha separado las encuadernaciones entre las que tienen el "empastado" por separado (sin pergamino en la zona del lomo) y las que el pergamino ocupa todo el interior. Eso sí, en ningún caso tenemos la madera que luego vamos a encontrar en otras encuadernaciones posteriores.
Interior del códice I
Exterior de la cubierta
del códice I
Existen más códices de Nag Hammadi con la cubierta separada del cuadernillo y que también tienen sus propia estructura, pero de los que no trata Szirmai. Así, el códice II, del que se conserva la tapa por separado, tiene en uno de sus laterales restos de piel que podrían ser parte de una solapa muy deteriorada con su tira de cuero, y también tiene los dos refuerzos que iba en el interior del cuadernillo y el hilo aún pasando hacia el exterior del lomo.
Hoy en día, la biblioteca del Claremont Collegue ha digitalizado los restos de Nag Hammadi, así que estamos ante una gran oportunidad para entrar y ver los inicios de la encuadernación como nunca hasta ahora podíamos verla.
Exterior del códice berlinés, donde se
ve el grosor de su lomo
Códice de Berlín SBB Ms or. oct. 987
A pesar de que estas encuadernaciones son las más conocidas como encuadernación copta de un solo cuadernillo, no son las únicas. Turner [The typology] cita algunos de ellos. En algunos casos, vamos a ver que los cuadernillos son, en realidad, antiguos rollos que se han cortado y plegado para adaptarlos al nuevo formato. Así es en el caso del códice de Berlin SBB Ms or. oct. 987. Para mí, estos formatos intermedios entre el rollo y el códice son muy importantes para comprender cómo se produjo el cambio, pero no es un tema que haya visto desarrollado por ningún investigador (véase el estudio sobre el manuscrito berlinés en Ibscher-Kiessig ["Zur Umkonservierung"]).
Estos formatos de un solo pliego no soportan demasiadas hojas, ya que queda una zona del cuadernillos cada vez más gruesa, según se van añadiendo pliegos, lo cual dificulta su cierre (vemos en el ejemplo del manuscrito copto de Berlín cómo queda de grueso el lomo de una encuadernación de un solo cuadernillo formado por muchos pliegos cuando se cierra). Por eso estas encuadernaciones necesitan cerrarse con algún tipo de tira de cuero ya que, de otra forma, se abrirían por la tensión hacia afuera que ejercen los pliegos.
Exterior de la cubierta del ejemplar de
la British Library, Papiro 1442
Interior del ejemplar de la British Library
Otro detalle a tener en cuenta en estas encuadernaciones es la decoración de la cubierta de cuero. Aunque las tapas de Nag Hammadi no están muy decoradas, sí podemos encontrar más decoraciones en otros ejemplos. Así, la cubierta que se conserva en la British Library (siglo VIII), tiene en la portada un dibujo de un círculo con una estrella de seis puntas en su interior, una decoración que parece ser típicamente copta, y un dibujo ondulante enmarcando la portada. Este ejemplar conserva agujeros en la tapa que demuestran que se trataba también de una encuadernación de un solo cuadernillo. En el interior quedan restos de papiro pegado en la contraportada (pero no en la zona del lomo, por lo que sería cómo el tipo II de Nag Hammadi), y restos también de una solapa de cierre.

BIBLIOGRAFÍA
- Doresse, J.; Mina, T., "Nouveaux Textes Gnostiques Coptes Découverts En Halite-Egypte La Bibliotheque De Chenoboskion", Vigiliae Christianae, III- 1, pp. 129 – 141.- Emmel, S., "The Nag Hammadi Codices Editing Project: A final Report", ARCE Newsletter, CIV (1978), pp. 10-32.
- The facsimile edition of the Nag Hammadi Codices: Codices IX and X. Published under the auspices of the Departament of Antiquities of the Arab Repúblic of Egypt, in conjunction with UNESCO, Leiden: E. J. Brill, 1977.
- R. Ibscher and K. Kiessig, "Zur Umkonservierung des Papyruscodex Ms. or. oct. 987", Zenlralblatt fir Bibliothekswesen, VII (1959), pp. 56-74.
- Szirmai, The archaeology of medieval bookbinding, 1999. Casi toda la información está sacada de este libro, y se recomienda su lectura para ampliar los datos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...